×
×

Monologos A La Orilla De La Luna

Monologos A La Orilla De La Luna

Editorial: 
Año publicación: 
Tipo publicación: 

Dotado de una facilidad innata para componer versos frescos, prácticamente del día, Daniel se hace hueco en el corazón y la sensibilidad de todo aquél que se toma la molestia de escucharle. Tomando inspiración de temas tan diversos como la actualidad y el sentimiento, todo el que ha asistido a uno de sus recitales, sabe lo que es sentirse identificado en un mundo tan onírico como el de la poesía de Daniel, y sabe lo que es contener una lágrima traidora mientras finge que se le ha metido algo en el ojo. Sus poemas son accesibles y están dirigidos para todo el mundo, consiguiendo introducir a eso que llaman literatura al individuo más práctico. En los recitales que ha ofrecido es habitual hallar entre las personas del público una pícara sonrisa en el rostro del hombre más severo, una lágrima de ternura en los ojos de la vecina más humilde, una carcajada nerviosa, un suspiro profundo, pocos bostezos y más de un gesto de admiración en las cejas de personas que lo acaban de conocer. En fin, que da gusto ver cómo las nuevas generaciones toman el relevo de eso que llaman literatura, y que nuestro deber es disfrutarles y animarles, o como diría Daniel "disponerles de brisa y de brújula no vayan a perder el norte en el atlántico...". (Texto que aparece impreso en la contracubierta del libro).

¡Cantad alto! Oiréis que oyen otros oídos. ¡Mirad alto! Veréis que miran otros ojos. ¡Latid alto! Sabréis que palpita otra sangre. No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado. Su canto asciende a más profundo cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.» (Rafael Alberti)