×
×

YO POETA DECLARO: Alberto Guerra Obispo

                                                      

Natural de Madrid, medio gato, medio juglar, medio recepcionista rapaz, medio pirata. Me dejé nacer el 22-02-1986 a pesar de lo a gusto que estaba en el nido.

Amante de la supervivencia y la precariedad laboral, me licencié en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid.

En 2008, tras sobornar al jurado, gané el premio joven de “Poesía al instante” y conocí a siete jóvenes literatos con los que formé el grupo “Albaricoques verdes”. Con este colectivo, en 2010, surgió “Hay un lugar”, mi primera aparición en el corrupto mercado editorial.

En 2012 publiqué mi primer libro en solitario, “Séxtasis”, un amalgama de relatos y poemas ilustrados por una ex novia, una ex alumna, una ex amante y una ex desconocida. Gano tiempo y poco dinero siendo cuentacuentos y actor.

En 2014 escribí, actué y dirigí el cortometraje “El candidato”, y aún sigo esperando a que mi montadora termine la posproducción.  Coordiné durante tres años el ciclo poético “Lo prometido es duda”, colaborando con un puñado de locos de la talla de Gonzalo Benito, Sesi García o Lydia Alcaraz. No escarmenté y ahora dirijo, junto a Sandra Barrera, Fátima Pérez y Oscar Corrales, “En clave de poesía”, un ciclo que fusiona música y poesía cada tercer domingo de mes en "La mala".

En 2015 publiqué “Sexperiencias”, un nuevo poemario en forma de postales polaroid. Las relaciones sentimentales divididas en cuatro partes, los cuatro palos de la baraja del amor. Mis poemas coloreando una cara de la carta y las fotografías de Leticia Forzani por la otra. ¿Quién dice que no es bueno hacer negocios con tu pareja? Fui seleccionado para formar parte de la antología “Poesía erótica” de la editorial Diversidad Literaria y acabo de dar a luz a un nuevo libro, “Sexposiciones: Diosas de carne y verso”, donde combino mis poemas con las sensuales imágenes de siete jóvenes fotógrafas.

Aunque parezca mentira, voy a terminar 2015 con una novela bajo el brazo y, como no me gusta aburrirme, dirijo el show  “Cuentitis aguda”, junto a Luismi García.

(Pulsa el nombre y disfruta con el blog  de Alberto Guerra Obispo.)    

                                                               

                                                                                             

                                      

                                                    

Dos poemas de ALBERTO GUERRA OBISPO:  

                                             

                                                       

«Y ocurrió que quienes tenían voz para expresar la esperanza de los adormecidos rebuscaron entre las piedras para encontrar de nuevo el vocablo preciso, la frase acertada, el redoble de conciencia... Nuevos bardos recordaron que su oficio consistía en importunar con la solicitud de quien no se resigna a ser mendigo, en el tono bronco de quien sabe exigir lo que le corresponde» (Carlos Álvarez)