×
×

Virginia Montaño

Virginia Montaño

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

No hace mucho que dedico mi tiempo a hacer canciones, pero sí que llevo toda la vida con la música por bandera. Canto desde que tengo recuerdos, recuerdos que se remontan a los pocos años de vida, aprendiendo canciones con mi madre; en mi infancia cantando en el coche de viaje a Ana Belén y a Víctor Manuel; en la adolescencia participando en coros y formaciones vocales; o en la primera madurez, (per)siguiendo cantautores de un concierto en otro haciendo segundas voces bajo el escenario.

Toco el piano desde los ocho años, y aunque la formación en el Conservatorio de Málaga sólo me regalase la técnica musical, trajo de regalo amigos que aún están aquí, en la música, y conmigo. Recuerdo esos días con alegría y nostalgia; y agradezco que mis padres hicieran caso a aquella locuela de siete años que llegó a casa gritando ¡quiero un piano!

Empecé escribiendo poemas a los catorce, más por desamor que por amor, y el ánimo de gente que me quería me hizo querer coger por primera vez la guitarra, con diecinueve. En todo ese tiempo, sólo soñaba con hacer canciones, pero se quedaban en el tintero todas y cada una de ellas.

Fue cursando mis estudios de Historia y Ciencias de la Música en la Facultad de Filosofía de Granada donde me enamoré de la música de autor por completo. “La Tertulia” se convirtió en mi casa, y allí pasé las mejores noches de mi vida. José Antonio Delgado me regaló compartir su “A veces” en el escenario. Y todas y cada una de esas “veces”, yo sabía que estaba más cerca de alcanzar el sueño de contar con canciones lo que dentro tenía.

Salamanca y su “Savor”. Salva, Andrés Sudón, Andrea Mazas, el M.A.S (Micro Abierto Salamanca)… Fueron el principio del comienzo. Perder el miedo al escenario fue lo más grande que me regaló esta ciudad, en la que me especialicé estudiando un Máster en Música Española. Fue la misma ciudad que me catapultó por impulso e instinto a Madrid, ciudad en la que llevo viviendo desde Septiembre de 2012.

Aquí, tras conocer a gente maravillosa que se ha convertido en familia, gracias a Álvaro Molinillo grabé mi primera maqueta: 2013, y al año siguiente, mi primer EP de estudio: Cromosomas mágicos. En ellos canto sobre mí y lo que amo; sobre la luz y la suerte de estar vivos. Sobre historias ficticias que tienen –en definitiva-, más de realidad que de ficción.

Álvaro Molinillo, productor, arreglista y guitarrista de sendos trabajos, me acompaña en la gran mayoría de mis conciertos, a los que se nos suma a veces Daniel Doval, batería y percusionista.

Me cuentan mis mayores que de bebé gritaba a todas horas para escuchar mi voz fuera de mí... Quizá ahora lo siga haciendo.,, Gritando lo que siento, y en forma de canción.

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)