×
×

Troveros De Asieta

Troveros De Asieta

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Los Troveros de Asieta nacieron en 1991, formando inicialmente un cuartero, cuyo objetivo se centraba en la recogida y en el rescate de la música tradicional, y cuya atención se fijaba, fundamentalmente, en los ritmos y los cantes de “ida y vuelta”, es decir, aquellos que fueron surgiendo en las islas Canarias como consecuencia de la emigración, en particular, hacia El Caribe.

Objetivo que los propios Troveros describen simbólicamente, y con un extraordinario derroche de sensibilidad, en la presentación de su segundo disco, "Vamos a hacerlo bueno" (1994).

«La falta de pan empuja al hombre canario a cruzar el mundo en pos de la tierra prometida que todos llevamos dentro, detrás del miedo. Para la larga travesía sólo se lleva una muda limpia, el coraje y la memoria. Luego, en el Caribe, al cabo de muchos años de bregar por campos y talleres, la buena o la mala fortuna hace que el “isleño” se deje azuzar despacio por la nostalgia más hermosa. Sueña con volver al nido y recobrar el tiempo de la inocencia. Y regresa. Quizá en el mismo barco que le llevaba.»

»De nuevo en el terruño natal, cada noche acaba mirándose las manos, le da cuerda al reloj de bolsillo, siente un cosquilleo de cicatrices por todas partes. Y entonces se deja azuzar, despacio, por la nostalgia más hermosa. Sueña con volver a Cuba y recobrar el tiempo de la inocencia. Otro tiempo. Otras inocencias. Y se entrega a los recuerdos. Y los recuerdos vienen, uno a uno, envueltos en música.»

»La música del indiano es la otra cara de la nostalgia, la cara dulce, la cara fulgente. La música del indiano recrea aquella patria verdadera, que no sabe de leyes humanas ni divinas, en que nos reconocemos libres y desgarrados.»

Ésta es la música que componen e interpretan Troveros de Asieta, una música libre y con raíces que se alimenta del son cubano, del bolero, de la guaracha, o del danzón, pero que, a la vez, respira aires canarios y se abre, sin límites ni fronteras, a otras músicas del mundo.

Tras la grabación de aquel segundo disco – al que antecedió otro titulado "Tradicional" (1994)-, Troveros de Asieta nos sorprendieron con una nueva propuesta en la que, con una proyección profundamente humanizadora, fueron capaces de situar el mestizaje de los ritmos al servicio de la alegría, de la belleza, de grandes valores como el de la igualdad y, sobre todo, de la esperanza.

En aquella propuesta, llamada "Siempre sonriendo" (2001), contaron con colaboraciones extraordinarias como las de Los Sabandeños, José Antonio Ramos, Luis Morera, Luisa Machado o Manolito Simonet; e interpretaron canciones bellísimas, entre las que figuran Mujer – tema compuesto por Alberto Gambino y Gloria Martín -, El Son del bienestar – de Andrés Molina y Eva de Goñi- o Qué importan las diferencias- tema compuesto por el músico cubano Juan de Marcos González.

En 2004, Troveros de Asieta, en un afán desmedido de investigación y de fidelidad a la memoria y a la tradición, grabaron un CD al que titularon "Bailando con Lecuona" (2004), obra basada en un espectáculo, montado por ellos mismos, en homenaje a Ernesto Lecuona, músico de ascendencia canaria, considerado como el compositor cubano más importante del siglo pasado.

De aquel espectáculo y, más en concreto, de este disco, el crítico musical Javier Jiménez Mendoza escribió el siguiente comentario, con el que pongo fin al recorrido que he realizado sobre la nueva canción canaria.

«Como quien abre una caja de sorpresas. Así el oído degusta este disco. Lecuona lo sobrevuela todo, pero sabe por igual a Troveros, desde la primera hasta la última nota. Concebido originalmente para su puesta en escena, Bailando con Lecuona es también un sentido homenaje, cuatro décadas después de su muerte, a este prolijo compositor y refinado intérprete cubano de ascendencia canaria [….],»

Cuatro años más tarde, en 2008, los Troveros de Asieta publicaron un nuevo disco titulado "Aquí en la isla" en el que contaron con la colaboración de Martirio, Albita Rodríguez y el Coro de la Escuela Insular de Música del Cabildo de La Palma.

En 2011, con motivo del 20 aniversario del grupo, Troveros grabó un nuevo álbum en directo en el Teatro Leal de La Laguna (25 de marzo de 2011), contando con la colaboración de Lucrecia, Pancho Amat, Olga Cerpa y Fabiola Socas. Doble álbum titulado "Troveros de Asieta. 20 años, «Live» desde el Teatro Leal de La Laguna. Tenerife" al que incorporaron un recopilatorio de sus mejores canciones y un DVD del concierto.

Tres años más tarde, también en el Teatro Leal de La Laguna –el 22 de abril de 2014– grabaron su séptimo trabajo discográfico titulado "El son tiene duende" en el que contaron con la colaboración de Braulio y Raimundo Amador.

Más recientemente, Troveros de Asieta ha creado un nuevo espectáculo titulado “Querida Cuba”, para celebrar sus 25 años en la música, que ha representado en otoño de 2016 en Gran Canaria (Teatro Guiniguada), Tenerife (Teatro Leal) y La Palma (Teatro Circo de Marte), esta última el 29 de diciembre de 2016, coincidiendo con la fecha exacta de los 25 años de existencia del Grupo.

En la actualidad los componentes del grupo son los siguientes: Francis Concepción (voz y guitarra), Pedro Brito (cuatro cubano y voz), Fran Martín “Ciani” (voz y percusión menor), José Humberto Martín (trompeta y coros), Julián Díaz (trompeta), Carlos Perdomo (baby bass), Julio González (percusión), David Platero (percusión) y Domingo Gorrín (piano).

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)