×
×

Tontxu

Tontxu

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 

Detalle autor

Biografía

Juan Antonio Ipiña, "Tontxu" nació en Bilbao el 17 de agosto de 1972.

Tras trabajar durante un tiempo como locutor para "40 Principales de la Cadena Ser" e iniciar su carrera artística cantando en diferentes bares bilbaínos, en 1995 se trasladó a Madrid a la búsqueda de nuevos horizontes para poder desarrollar todo el potencial poético y musical que llevaba dentro, y que necesitaba expresar, en forma de canción.

Ya en Madrid, entró en el circuito de bares y cafés donde se ofrecía "canción de autor" en directo, y, en particular en la Sala Libetad 8, en la que –a partir de 1996– cantó con frecuencia, formando parte de su programación habitual; y donde conoció a compañeros entrañables como Pedro Guerra, Javier Álvarez Rogelio Botanz, Luis Felipe Barrio o Matías Ávalos, con los que compartió canciones y escenario.

En 1996, la compañía discográfica EMI se interesó por su trabajo y le editó su primer disco: "Se vende". producido por Gonzalo Benavides y Javier Monforte.

En aquel primer disco, Tontxu contó con colaboraciones como la de Las Hijas del Sol, Marta Botía y Marilia A. Casares –componentes del dúo Ella Baila Sola–, Kepa Junkera o Bebe y Paco Bello en los coros. En las once canciones que compusieron su primer disco Tontxu dejó al descubierto su identidad artística en aquel momento: Eran canciones de lenguaje sencillo y directo en las que abordaba desde diferentes perspectivas, las experiencias del amor –soñado, vivido o roto– y de la amistad; experiencias transmitidas haciendo referencia a historias y situaciones comunes y cotidianas, con las que, dado su realismo, no resultaba difícil la identificación y la complicidad. (Por este disco, Tontxu fue nominado como Autor Revelación en los Premios de la Música).

A aquel disco le siguieron "Corazón de madera" (1998) –producido por Julio Pereira, en que colaboró Olga Cerpa, del grupo canario Mestisay, en el tema "Mientes"– y el CD "Con un canto en los dientes" (2000), en el que Tontxu empieza a despuntarse hacia una línea creativa que más allá de la pura temática amorosa, sugiere reflexiones y propuestas concretas para la vida en las que, con extraordinaria sensibilidad personal y literaria, predomina el positivismo, el optimismo y la esperanza. Propuestas como éstas:

«Somos de colores, no tenemos ni nombre, / pero tenemos algo, que por la noche se esconde. / Es un gran sol, un sol dorado... / Los mejores viajes, se hacen sin dinero, / vuela con la mente, vete de paseo, / los que van con prisa, nunca ven el cielo». ("Somos de colores".)

«No vale la pensa vivir de recuerdos / quedarse sentado en la silla esperando / que cambien los tiempos / prefiero cambiarlos». ("No vale la pena".)

«Llevamos muchas noches sin hablarnos / pero nos queda un sueño por cumplir / así que unamos fuerte nuestras manos, / si yo confío en ti, confía en mi». ("En el medio".)

«La raíz es el origen / que nos une con la tierra. / Donde siempre encontraremos / agua, y sal.. calor, firmeza. / La raíz es el origen / de mis pasos y sus huellas. / Las que saben el camino, / dónde acaba y dónde empieza». ("La raíz".)

         

Completada la anterior trilogía, Tontxu publicó su recopilatorio "Básico" (2001), en el que con la colaboración de Antonio Vega, Kepa Junkera y Olga Cerpa, volvió a grabar en directo trece temas de sus anteriores discos, y dos temas nuevos "Vuelvo" y "Chueca".

El período comprendido entre 2001 y 2004 fue para Tontxu un tiempo de silencio discográfico y de reflexión personal. Viajó a Canada, Estados Unidos y México, se replanteó todo su trabajo creativo anterior, rompió su contrato con EMI, optó por producir en el futuro sus propios discos –con la colaboración de Gonzalo Benavides–, y, sin demasiada prisa, empezó a componer y a grabar sus propias canciones que, como analizaremos seguidamente, representaron un cambio muy significativo.

En febrero de 2004, colaboró con la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, se unió al viaje solidario que organizaron a Jordania y Palestina, y, posteriormente, aportó su canción "En el medio" al álbum "Por la paz en Palestina".

Ese mismo mes de febrero Tontxu fichó con la compañía discográfica Tool Music y publicó su quinto álbum, titulado "Contacto con la realidad" (2004).

En aquel disco, Tontxu experimentó y puso de manifiesto una sensible evolución traducida en la ruptura tanto en lo que se refiere a la instrumentación y a los arreglos musicales –en este caso realizados entre Alfonso Samos y Yadam González–, como al contenido de sus textos, e incluso al diseño de la cubierta y al contenido de las imágenes que aparecieron en ella y en el interior del libreto adjunto al disco.

La clave de aquella evolución la concretó el propio Tontxu en la canción que le dio título al disco; fue el resultado del contacto, más consciente, que mantuvo con la realidad a lo largo de los tres últimos años; una realidad contradictoria y, en muchas ocasiones, difícilmente asumible:

«Esta mañana dicen todos los periódicos / que hay amenazas de un ataque bioquímico, / que están buscando una salida diplomática, / porque tenemos un problema terrorífico [...] / Y por la noche todos los telediarios / han comenzado con las cifras del paro; / con las pateras que a Tarifa llegaron, / las falsas ilusiones que naufragaron [...] / Quiero tener contacto con la realidad / pero la realidad no me gusta, me asusta.»

El propio Tontzu, al hablar de su nuevo disco dice: «Tengo una relación extraña con la realidad: no puedo soportar no tener contacto con ella, y a la vez me pregunto: "¿Para qué?". Ignorarla es como vivir ajeno al mundo, pero asumirla es sostener demasiada barbarie en la retina.»

       

Pocos meses después de la edición de su quinto disco, en enero de 2005 Tontxu recibe la noticia de que va a ser padre y frente a esa responsabilidad que se le avecina y dada su situación económica totalmente insegura –como la de tantos cantautores–, toma la decisión de aceptar la propuesta de su compañía discográfica de participar en el concurso de televisión "Gran Hermano VIP".

Aquella decisión que en su día resultó muy discutida, fue, en realidad, una decisión personal y consciente de Tontxu tomada, con responsabilidad, en unas circunstancias muy concretas y que personalmente creo que nadie –al margen del propio Tontxu– puede, o tiene, los suficientes criterios para poder juzgar o valorar.

Él en un momento de su vida tomó esa decisión, vivió aquella experiencia con una gran dignidad, y cuando el concurso terminó continuó su vida, su coherencia y su profesionalidad como un compositor y un "cantautor" de los de mayor calidad dentro de nuestro joven panorama musical. (De aquella experiencia queda como recuerdo y referente una canción que Tontxu, incorporaría en su siguiente disco, a la que tituló "La canción del cotilla": «Alma de Dios, / portera aburrida, / ¿de qué coño no sabrás? / Deja de pasear tus pies por la orilla / que te estás perdiedo el mar. / La inmensidad del mar, / Tu propio mar,,, / Debe ser tan aburrida tu miseria y triste vida / que criticas la de los demás.»)

Finalizada su participación en "Gran Hermano", Tontxu reanudó de inmediato sus conciertos, viajó a Sahara en una misión solidaria con el pueblo saharaui, y empezó a preparar y a grabar su sexto disco, titulado "Cuerdas vocales y consonantes" (2005); disco producido por Nacho Béjar en el que contó con la colaboración de Víctor Manuel en la interpretación de "La canción del cotilla".

Tres años más tarde Tontxu reapareció en el mundo discográfico con el magnífico álbum "En el nombre del padre" (2008)

En 2013, tras un nuevo silencio discográfico –sin dejar por ello de cantar en numerosos conciertos– Tontxu nos sorprendió con un hermoso disco creado junto con Gabi Exeni al que titula "Exeniysuex. Hagan juego!!!!". Juntos se bautizaron como el grupo EXENIYSUEX.

Ese mismo año –Tontxu que no deja de andar siempre en la búsqueda de su identidad y de la innovación– volvió a sorprendernos con una preciosa y cuidadísima "caja-disco" titulada "Tonxu [Solo]" en la que realiza un amplio y relajado "paseo" por su obra, acompañándose solamente de su guitarra. (Sobre este disco puede encontrarse una amplia información en la sección de esta misma entrada dedicada a la discografía de Tontxu.)

En la actualidad Tontxu –asumiendo cada vez una mayor profundidad temática, comprometida y estética– prepara y está a punto de publicar su noveno disco titulado "Cicatrizando" en el que le acompañan sus amigos Carlos Chaouen, María Toledo y Road Ramos como invitados de honor.

                

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)