×
×

Pablo Sciuto

Pablo Sciuto

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Montevideo nublado, el de la lluvia y sus contrastes, un baúl de pasos sobrios y otros ebrios. Desde sus calles comenzó a tejerse la piel que ahora me protege y también me quema. Aquellas noches sui géneris en el Hot Club, viendo a los ángeles y demonios jugar a la armonía y a la disonancia fueron reveladoras para un pájaro aprendiendo a tomar vuelo en plenos años 90.

Podía colgarme horas y horas bajo el sopor de un tinto, y después otra vez volver a perderme en las calles desiertas. Es que Montevideo tiene un silencio hermoso y también agotador. Un día, por esos vaivenes de la energía se cruzó “El Príncipe” con su corazón de mandolín, y me enseñó otros ojos y otras formas de levitar con la sonrisa mientras Spinetta ponía banda sonora a mis frescos cotidianos y a los paseos bohemios por la Ciudad Vieja, barrio que me abrió su corazón enseguida. El Arroba Café, lugar de experimentos, amores y desencuentros. En Pocitos, mi querido Bacilón y sus jams de noches interminables. La playa como escenario de miles de conciertos improvisados y charlas metafísicas lunares.

Los viajes constantes a mi amada Buenos Aires. Conciertos perdidos, un disco entre dos orillas y hasta una borrachera mítica con Moris, el de los pantalones de cuero. Amigos que viajaron a otros planos del espacio-tiempo y me dejaron una mochila cargada de sensaciones. Veranos de noches a la intemperie, malucos, artesanía y guitarra en mi soñada Punta del Diablo.

Brasil también tuvo su marcapágina con viajes kilométricos. Su música, maravillosa y contaminante, cambió mis propias reglas y garabatos.

Pero un día decidí detener el super 8 y me pasé al technicolor madrileño, el de los profundos cielos azules. Antes navegué y naufragué por Europa la vieja, entre monedas callejeras, amores de flash de foto y búsquedas de fragancias. Ahí calibré la piel y la huella. En Madrid pude entender a los dioses que me reclamaban historias e histerias. Malasaña me atrapó a la primera con su 2 de Mayo, su Tesoro y su Laboratorio de pasión y locura. Libertad 8, Galileo, Clamores… fui búho y atril.

Mi guitarra se paseó por todos los recovecos y callejones. Después por toda la península y también Canarias. Hubieron mujeres como rosas y un rayo de luz que iluminó las paredes descorchadas. Un hijo poeta y yo como nuevo aprendiz.

Y aquí sigo, con una huella más grande, más marcada, y una piel más curtida pero esperando nuevos surcos y canales, nuevas canciones, nuevas historias, nuevos reflejos. El tiempo no se detiene para mí ni para nadie, ni el sol dejará de producir su combustión milenaria para llenar de luz mis sombras e interiores.

*****************************

Pablo Sciuto es un músico y compositor uruguayo nacido en la ciudad de Montevideo, con nueve discos a sus espaldas donde combina ritmos como el indie pop, jazz, bossa nova, candombe, con sonidos electrónicos. Ha creado un particular estilo y se ha posicionado en la ola de nuevos creadores del Río de la Plata. Actualmente se encuentra radicado en la ciudad de Madrid, España desde el año 2000.

Sus inicios fueron en su ciudad natal Montevideo desde el año 1995, participando en varias bandas como Escape (hard rock), Luz del Alba (pop, fusión) junto a su amigo Javier Gras, con la cual interpretaban versiones de Eduardo Mateo en salas pequeñas. En el año 1997 comienza su carrera solista, con pequeñas intervenciones en el Hot Club de Montevideo, compartiendo escenario con artistas como Erika Herrera, Leo Anselmi, Fernando Henry, entre otros. En 1998 da el salto a Buenos Aires, participando en conciertos en varias salas del circuito porteño.

Ha actuado y colaborado con artistas como el brasileño Leo Minax, Jorge Drexler, Pablo Guerrero, Ana Prada, Gustavo Pena “Príncipe”, Jorge Barral, Rita Tavares, Tancredo, Habana Abierta, Daniel Drexler, Gabriela Torres, Carlos Chaouen, Pippo Spera, Tontxu, Mercedes Ferrer, Jorge Galemire, Samantha Navarro, Cristina Narea, Javier Paxariño, Jorge Barral, La Tercera República, Adrián Sepiurca, Daniel Drexler, Alex Ferreira, Pedro Moreno, Evaldo Robson, entre otros.

En su estudio de Madrid experimenta con diversos instrumentos, en una rica combinación entre electrónica y acústica. Sus letras están influenciadas por la metafísica, la ciencia ficción y la astronomía de la que es un gran aficionado. Ha incursionado en varios géneros musicales, desde el jazz, bossa nova, candombe, folk, funk, pop, electrónica, etc.

Es muy frecuente verlo en salas del circuito madrileño como Libertad 8, Clamores, Galileo, y en otras ciudades de España, donde se presenta con su banda habitual y en formato solista donde ejecuta samples y loops en tiempo real como multi-instrumentista, también es conocido en su faceta de VJ como residente o en actuaciones como las de la soprano Pilar Jurado, Leo Minax, etc.

Su música es muy apreciada en países como Argentina, Uruguay, México y China, en este último sus canciones han sido difundidas de forma masiva.

En el año 2009 crea su nueva formación, “Astrónomos Urbanos”, por ella ya han pasado reputados músicos de varios países como Fabián Miodownik (Batería, Uruguay), Carlos Maeso (Bajo, España), Sebastián Crudeli (Piano, Argentina), Matías Nuñez (Bajo, Argentina), Álvaro Genta Cubas (Guitarra, Uruguay), Olmo Sosa (Guitarra, Argentina), Adrián Carrio (Piano, España), Ernesto Espinoza (Violín, Chile), Martín Muollo (Bajo, Argentina), Ignacio Rodríguez (Batería, Argentina).

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)