×
×

Olga Román

Olga Román

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 

Detalle autor

Biografía

Olga Román inició su carrera musical cantando, como solista, en el grupo Nuestro Pequeño Mundo, liderado por Juan Alberto Arteche, y, más concretamente, participando en la grabación del último disco del grupo titulado "Buscando a Moby Dick" (1982). Precioso y mítico disco del que merece la pena destacar tres temas especialmente bellos: "La señorita del abanico", sobre un texto de Federico García Lorca, y dos canciones de Pablo Guerrero: "La mora enamorada" y "Buscando a Moby Dick", una de las canciones más hermosas que ha compuesto Pablo y que posteriormente incorporó en su disco "Los momentos del agua" (1985).

En 1983 participó, haciendo coros, en el concierto grabado en directo "Entre amigos", que Luis Eduardo Aute realizó en el Teatro Salamanca de Madrid, con la compañía de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joan Manuel Serrat y Teddy Bautista; colaboración con Aute que también se produjo en el LP "Cuerpo a cuerpo" (1984) y en la gira de conciertos de presentación de dicho disco por toda España.

Tras esta etapa, Olga Román decidió trasladarse a Boston donde permaneció ocho años. Allí completó sus estudios musicales en la reconocida universidad Berklee College of Music y formó un grupo de música de jazz llamado Olga Román Quarter, con el que ofreció numerosos conciertos y participo en diversos festivales de jazz como el Montreal Jazz Festival, Québec Jazz Festival y el Boston Globe Jazz Festival entre muchos otros. Experiencia profundamente enriquecedora por la que fue nominada a los Boston Music Awards como mejor cantante de jazz en 1.992.

         

En 1993, Olga regresó a España y se produjo un encuentro que llegaría a ser muy significativo e importante para nuestra "canción de autor" en los años noventa, y, en particular, para el desarrollo de la obra y de la popularidad de Joaquín Sabina, me refiero al encuentro que se produjo entre Olga y Joaquín, del que surgió una colaboración y una complicidad musical que se extendió hasta el año 2006, o sea, trece años.. Durante esos años Olga acompañó a Sabina con su voz en discos y conciertos por toda España y Latinoamérica. «Hacer coros con ella era una maravilla. –comenta Pancho VaronaUna sola mirada y era sabia entre las sabias para, como ella dice, “aterrizar al final de una frase junto a Joaquín”». El propio Joaquín le ha dedicado este soneto:

«¿Olga Román? Pregúntale a cualquiera / que no venere el cielo de su boca / de su desván, pomelo con caderas / del dulce desconsuelo que provoca.

Cuando en plazas de toros imposibles / pega su voz a mí como una lapa / sus coros rompen techos y fusibles / y el don de su despecho te destapa.

Su bola de cristal llena de dientes / es un peligro para las morenas / tontas de la ton tómbola amarilla.

¿Olga Román? No ejerzo de vidente / pero poned su charme en las antenas / y yo estaré aplaudiendo de rodillas».

Durante esos años –en concreto, a partir del año 2000– Olga Román decidió empezar a cantar en solitario e inició la composición de sus propias canciones que se concretaron en la edición de un primer disco titulado "Vueltas y vueltas" (2001). Primer disco, producido por Patrick Goraguer y Lucio Godoy.

En "Vueltas y vueltas", Olga incorporó e interpretó once canciones; nueve compuestas por ella misma y tres en las que contó con la colaboración de dos jóvenes compositores canarios que residían en Madrid, y que habían integrado, junto con Rogelio Botanz, el grupo "Taller" en la isla de Tenerife; me refiero a Pedro Guerra y a Andrés Molina. De Pedro interpretó los temas "Cómo puedo saber" y "Sin darnos cuenta"; y de Andrés una preciosa canción en apoyo a las mujeres maltratadas titulada «María vale más˝.

Entre las canciones compuestas por Olga en aquel disco –todas musicalmente bellísimas y muy bien interpretadas– podrían destacarse dos: "Again" que fue incluída en la película "El cielo abierto", de Miguel Albaladejo y nominada a los Premios Goya de Cine 2002 como mejor canción original; y "No da igual", que se convirtió en la sintonía de la cadena de televisión LaOtra.

Cuatro años más tarde de la edición de aquel primer disco, Olga volvió a sorprendernos con su segunda obra en solitario a la que tituló sencillamente "Orga Román 2" (2005).

        

En este segundo disco –producido por Darío Eskenazi y por ella misma, y en el que colaboraron con sus voces Carmen París y Jorge Drexler– surge una novedad importante que se repetirá más tarde en su tercer CD, me refiero a su encuentro y a su colaboración con Juan Uría convertido en su "letrista" favorito. «Juan es una persona que me conoce bastante bien, por no decir muy bien –comenta Olga–. Es un letrista a mi medida». De hecho, en nueve de las once canciones del disco, Juan firma la letra y Olga la música.

En 2011 Olga publicó su tercer disco titulado "Seguir caminando" (2011); obra que es una declaración de intenciones, un álbum que sube un escalón más en calidad y solvencia y, sobre todo, que mira hacia adelante con valentía y optimismo. Producido por Olga y Luis Fernández, "Seguir caminando" cuenta con la colaboración de Pablo Milanés en el tema "Cada vez que te vas", y supone el reencuentro de Olga Román con Joaquín Sabina en una preciosa rumba cubana llamada "Margarita".

En 2012 tras una gira presentando sus canciones en Argentina, Olga ha grabado su disco más reciente titulado "De agua y laurel" en el que hace un precioso homenaje al gran compositor de folclore argentino Gustavo Cuchi Leguizamón, obra en la que cuenta con la colaboración de Juan Carlos Baglietto, cantando en "Zamba del carnaval", y Ángela Irene en "Zamba del laurel".

Con independencia de todo lo anterior, Olga ha colaborado en la grabación de discos de Jorge Drexler, Fito y los Fitipaldi, Extremoduro, Ismael Serrano, Diego Ojeda o Pablo Guerrero –inolvidable su participación en el CD "Luz de tierra" (2009)–; y ha participado en la banda sonora de películas como "Entre rojas" (1995), de Azucena Rodríguez; "El amor perjudica seriamente la salud" (1996), de Manuel Gómez Pereira; "El lugar donde estuvo el paraíso" (2001), de Gerardo Herrero; "Nada que perder" (2002), cortometraje de Rafa Ruso; "El principio de Alquímides" (2004), de Gerardo Herrero; o "Cara de queso" (2006), de Ariel Winograd. Por otra parte Olga también participó en el disco homenaje a Sabina: "Entre todas las mujeres" (2003), producido por Víctor Manuel, en aquella ocasión interpretó la canción "Esta boca es mía".

       

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)