×
×

Olatz Zugasti

Olatz Zugasti

Tipo: 
Autor / Intérprete
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 

Detalle autor

Biografía

Olatz Zugasti nació en Hernani en 1965. Desde muy pequeña sintió una clara atracción por la música, y decidió estudiar solfeo en el Conservatorio de Bayona, donde se especializó en arpa clásica.

Con dieciséis años, entró a formar parte del equipo de músicos que habitualmente acompaña a Benito Lertzxundi; primero, haciéndole voces, e inmediatamente después, incorporando el arpa en sus conciertos y grabaciones.

En 1985, Benito, tras plantearse la introducción en su disco "Gaueko ele ixilen baladak" de la canción "Gaua eta ni", basada en el poema de Khalil Gibran "La noche y yo", le pidió a Olatz que cantara con él. Se trata de una canción en la que se establece un diálogo entre la Noche –personificada en Olatz– y el Loco –Benito–. El resultado fue extraordinario y de una belleza indescriptible.

Más tarde, en 1989, Olatz volvió cantar en el disco de Benito "Pazko gaierdi ondua", pero en esta ocasión en solitario y con el desnudo acompañamiento de su arpa, La canción que interpretó fue "Oi laborari gaixua" ("Oh, pobre labrador!"), canción tradicional tan exquisitamente interpretada que no dejaba la menor duda de que nos encontrábamos ante una de las mejores voces de la nueva canción vasca.

Tras dos años de espera, por fin, en 1991, pudimos encontrarnos y disfrutar con el primer disco de Olatz Zugasti en solitario, "Kantu baten bila nabil" (Elkar).

Después tuvieron que pasar otros nueve años hasta que se produjo el reencuentro en su segundo disco, "Bulum bulunka" (Elkar, 1999); un precioso álbum con catorce "nanas" dedicado a Gratxina Lurtxundi Zugasti –hija de Olatz y de Benito–, y a todos los niños del mundo.

Pasados tres años apareció el tercer disco de Olatz: "Elearen lainoa" (Elkar, 2003), otra gran obra de la discografía vasca. Más recientemente, en el año 2010, pudimos disfrutar de la belleza de su último disco –por el momento– el titulado "Gau hotzenean ere" en el que nos ofrece, por ejemplo, cuatro bellas canciones compuesta con el músico y novelista irlandes Brendan Graham.

      

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)