×
×

Mundo Chillón

Mundo Chillón

Tipo: 
Autor
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

MUNDO CHILLÓN es una caricatura de la realidad que muestra más que la propia realidad. Es un mundo con referencias al esperpento de Valle Inclán y al humor absurdo de Azcona y José Luís Cuerda, una parodia de lo chic. Son estilos musicales de toda la vida que las modas han ignorado y puntos de vista que el pensamiento único arrincona.

Sus influencias van desde Kiko Veneno o George Brassens a Goran Bregovich, Kevin Johansen, Bersuit Bergarabat y el Selu de Cadiz. Contradictorio y sorprendente, a veces áspero y con estrías, no apto para el que espere que le sirvan todo predigerido, plastificado y con una sola interpretación posible.

  

Pedro Chillón lleva más de 12 años en los escenarios cocinando a fuego lento el universo Mundo Chillón, lo que ha acabado con la poca vergüenza que alguna vez tuvo. Pese a todo, a los programadores les pareció apropiado llamarlo para telonear a gente como Javier Krahe, Pablo Carbonel y El Gran Wyoming.

Mundo Chillón es un habitual en salas de toda España por donde pasea este reflejo onírico, vibrante, bizarro, irónico, elegante, decadente, sarcástico, contradictorio, tierno y visceral de usted mismo.

Así que si un día pasa por su ciudad, no pierdan la oportunidad de perder la oportunidad de aburrirse.

Tras Mundo Chillón encontramos a Pedro Chillón. Nacido en Algeciras en 1984 su familia se traslada a Guadix una ciudad de gran tradición musical donde comienza su formación en el conservatorio y entra en contacto con diferentes agrupaciones de música clásica y popular.

En el Carnaval comienza su etapa como compositor y letrista, sacando las chirigotas “Trabajadores sin destino”, “Rancho Jurásico”, “Mi Paqui” y “Los Heidi Boys”. En 1997 entra en la Tuna de Ciencias de la Educación de Granada de la que posteriormente será director musical y con la que cosechó multitud de premios, destacando el premio a la mejor pua en el Festival Internacional de Tunas de Loule en Portugal. En 2000, mientras está de Erasmus en Kingston Upon Hull en Inglaterra, inicia su proyecto en solitario. Habitual de la Artist's Night del Adelphy, vence el pudor de presentarse solo ante el público cantando en castellano para los ingleses.

De vuelta a Granada termina la licenciatura en Economía, profesión que ha ejercido como gerente de varias empresas durante diez años. “Estuve diez años preguntándome si era músico o economista. Tras diez años sin respuesta concluí que era una pregunta sin sentido. Supongo que soy un músico diferente por que soy economista y un economista diferente por que soy músico”.

Esta mezcla de circunstancias, insólita en un músico, debió formar en su cerebro tamaño mejunje, que la evolución de su proyecto lo dotó de un contenido ecléctico, de sonidos clásicos y populares y de una forma de escribir satírica e incisiva fruto del conocimiento de entornos tan dispares.

Desde entonces ha formado proyectos en colaboración con otros artístas como “La inenarrable epopeya de kanka, Chillón y un señor de Murcia por confirmar”, “Comín, Kanka, Chillón y otras chicas del montón” o “El Cuarteto Pingüe” con El Niño de la Hipoteca, Kanka, Fede Comín y El Manin y la “Gran Fiesta Chillona” con los Jamones con Tacones. A lo largo de estos años ha compartido escenario mano a mano con artistas como Zahara, Rozalén, Jose Antonio Delgado, Cesar Maldonado y Paco Castillo. También ha colaborado en los últimos discos de Gatoperro, David Moya y El Kanka.

En 2009 monta la Mundo Chillón Surprise Sound Band con la que graba en 2011 el EP “Verbena Popular Underground”. Este título es una declaración de intenciones, con una propuesta acústica, pero potente, en la que la heterogénea mezcla de estilos dota al proyecto de una gran riqueza rítmica y armónica, que es a su vez exótica y familiar, cercana y sorprendente.

El 1 de marzo de 2014 lanza “¡Que Bonito Es Ser Un Loser!”, disco en el que cuenta con las colaboraciones del Gran Wyoming, Pablo Carbonell, El Kanka, Fede Comín y Manu Clavijo entre otros.

Hay frenesí, tiempos medios, algún tema lento y un uso dosificado pero esencial de coros. La instrumentación es mayoritariamente acústica, buscando un resultado lleno de matices que conserve las dinámicas, incluyendo momentos muy potentes y otros de máximo recogimiento.

Todo ello está puesto al servicio de las historias para dotarlo de la mayor riqueza y fuerza descriptiva posible sin condicionar la visión del oyente.

En febrero de 2016 Pedro lanza en "18 Chulos Records" su nuevo disco "De Madrid al suelo", obra hermosamente ilustrada por "Elchak" en la que el "Universo Chillón" crece y se concreta con gran lucidez crítica, simbólica y descriptiva a través de sus once canciones.

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)