×
×

Mr. Sóriver (Alfonso Rivero)

Mr. Sóriver (Alfonso Rivero)

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Mr. Sóriver (Alfonso Domínguez Rivero) nació un 27 de junio del año 1981 en la ciudad de Sevilla. Desde pequeño dejó clara su pasión a partes iguales por los libros, el cine y un puñado de vinilos que se amontonaban en un lateral de un viejo tocadiscos, entre los cuales se podía vislumbrar títulos como “Dark Side of the Moon”, “Street Legal” o “French Kiss”. En 1994 comienza a realizar sus primeros escritos emborronando cuadernos y asilvestrando ripios sureños de sol y sombra.

No es hasta 1995, cuando en el instituto comenzó a aporrear el piano de forma autodidacta, cambiando en los recreos el fútbol por la música –se hizo con una llave y se colaba en el aula de música–... ; y es que el fin, a veces, justifica los medios. En 1997, llegó a sus manos “Nervermind” de Nirvana. Es ahí cuando agarra su primera guitarra. Fue a una clase, dónde lo que en realidad le enseñaron fue a tocar Sevillanas, pero él quería Bulerías, Blues y Rock & Roll. Así que no volvió. Se compró un manual sobre “como tocar la guitarra fácilmente”; y así fue tirando, aprendiendo acordes, intentando arpegiar y comenzando a buscar alguna que otra melodía.

En 1999, tras descubrir a Joaquín Sabina, cantando “19 días y quinientas noches”, comenzó a atreverse a mezclar palabras y melodías. Por aquel tiempo, en la Universidad conoció a otras personas que no sólo hacían canciones, sino que las cantaban y además ofrecían conciertos. Algo que veía muy lejano, ya que almacenaba canción tras canción en la más absoluta intimidad sin decidirse a mostrarlas.

          

A partir del 2000, siguió creando canciones sin parar, ganó algún certamen de poesía, y comenzó a conocer los garitos de la capital hispalense que ofrecían conciertos de cantautores. Uno de los que más le marcó fue La Carbonería, donde conoció a sus primeros héroes de escenario: Alfonso del Valle, Manuel Cuesta, Joaquín Calderón y Paco Cifuentes. Haciéndose adicto a la cita semanal en "La Carbonería".

Justo en ese mismo local, después de cada concierto de algún cantautor, había un espectáculo de flamenco. Las muchísimas horas extras que Mr. Sóriver derrochó en aquella sala le valieron para aprender de aquellas dos realidades que convivían en armonía.

En ese mismo local, gracias a una invitación del cantautor Fernando Valderrama, cantó su primera canción en público. Fue muy bien acogida y nada más bajarse del escenario, Pisco (gerente de la sala), le dijo que si quería formar parte de los cantautores que actuaban en La Carbonería, los lunes fueron suyos. Así fue. Casi todos los lunes durante dos años estuvo acompañado por Mariano Cuesta a la guitarra. Hubo importantes colaboraciones como Fernando Castro, o músicos de la talla de Víctor Gaitán, que grabó todo tipo de guitarras en la primera maqueta de Mr. Sóriver, titulada “Desde mi voz tu silencio”, grabada en los estudios del productor Juan Manuel Mantecón.

Mr. Sóriver consiguió ampliar su radio de acción y no sólo ofrecer conciertos en Sevilla en salas como El Perro Andaluz, El Café Barroco, El Cafetal, El Tierramedia, El Aníbal, La Estación, etc., sino que llegó a más rincones de la geografía andaluza como La Tertulia –invitado por Tato Rebora–; El Pay-Pay, La Escuela, etc.

En 2006, Mr. Sóriver grabó dos E.P. titulados “En los márgenes del error” y “Órbita cementerio”, y siguió ofreciendo conciertos, pero con diferentes formatos: desde guitarra y voz, a dúo con dos guitarras, y banda compuesta por bajo, guitarra eléctrica y batería en teatros y salas con mayor aforo.

Tras dos años de varios conciertos, Mr. Sóriver decidió romper con todo. Se fue de la ciudad que le vio nacer y emigró a Londres. Allí trabajó de bar en bar, haciendo lo que sea: lavar platos, poner copas y tocar alguna canción cuando le dejaban. El balance se saldó con infinitos trabajos, seis meses en Londres, dos meses en Manchester, tres conciertos, y treinta y cuatro canciones nuevas.

En 2009 Mr. Sóriver regresó a Sevilla, pero su inquietud le llevó a permanecer poco tiempo, porque en apenas un mes se marchó a Madrid. Su primer concierto en la capital de España fue con Mariano Cuesta, que se encargó de organizarlo todo. La sala se llamaba "Bandush 101", en el 101 de la Calle Hermosilla. Fue un concierto compartido precioso, donde ambos compartieron sus canciones con el respetable.

En 2010 Mr. Sóriver se encontró con un puñado de canciones susceptibles de formar un disco. Y se autoprodujo su primer disco “Como quien busca sentimiento”. Repartió copias por todos las salas de concierto de Madrid y al poco tiempo, Julián de "Libertad 8 Café –al que le está eternamente agradecido por la oportunidad, por la amistad y por la compartida afición al fútbol– le propuso ofrecer su primer concierto en la que es la sala de referencia para todos los cantautores de España y Latinoamérica.

Se iban amontonando más conciertos. "Búho Real", "La Pequeña Betty", "El Quinto Pino" son algunas de las salas donde Mr. Sóriver fue dejando las huellas de sus botas.

En 2011 publicó su segundo disco autoproducido, “A ras de suelo”; y con él debajo del brazo volvió a pisar todas las salas donde ya había llegado con “Como quien busca sentimiento”.

En 2012 Mr. Sóriver empezó a escribir las canciones de su próximo disco, y en 2013, tras conocer en la "Sala Siroco" (Madrid) a Héctor Tuya (productor y músico), se puso manos a la obra para dar forma y vestir de gala esas canciones, que en 2016 han conformado su tercer disco titulado “Caza de Brujas”.

(La fotografía de la "cabecera o portada" es de Gonzalo Jerez.)

        

        

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)