×
×

Los Lobos

Los Lobos

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 

Detalle autor

Biografía

Grupo surgido en Madrid a principios de 1970 integrado por seis jóvenes universitarios que emprendieron el apasionante proyecto de musicalizar y cantar a nuestro grandes poetas contemporáneos con el fin de acercar sus versos a lo que Celaya califica como "la inmensa mayoría".

Esos jóvenes fueron, inicialmente, José Luis García Martín, Leonor y Almudena Langa, Manuel Roig, Antonio Gómez y Antonio Bernal.

En un primer momento, cuando formaron el grupo, decidieron llamarse Antares –nombre de la estrella más brillante de la constelación de Escorpio_ y emprendieron su andadura musical interpretando canciones tradicionales, espirituales negros y, sobre todo, temas compuestos por ellos mismos o por el compositor argentino Sergio Aschero a partir de poemas de Miguel Hernández, Rafael Alberti y Nicolás Guillén.

Nada más nacer, empezaron a dar numerosos recitales, sobre todo en círculos universitarios, e inmediatamente, consiguieron conectar con un público cada vez más creciente, que le era fiel y que les seguía con entusiasmo.

En 1972, como consecuencia de la popularidad que habían alcanzado, la empresa discográfica CBS –que ese mismo año había fichado a Cecilia– les ofreció un contrato para grabar y lanzar al mercado sus canciones, pero les propuso –como también lo hiciera con Evangelina (Cecilia)– cambiar el nombre del grupo, y así fue como de la noche a la mañana, dejaron de ser Antares para convertirse en Los Lobos.

El lanzamiento del grupo se hizo inicialmente con la edición de dos singles. El primero contenía las canciones "Vientos del Pueblo" –sobre el conocido poema de Miguel Hernández– y "La Muralla", de Nicolás Guillén. En el segundo single, las dos canciones que grabaron fueron de Guillén: "Coco Cacao" y"Papá Montero".

Ese mismo año, Los Lobos publicaron su primer LP con el título genérico de "Vientos del pueblo" (CBS, 1972), título que se correspondía con el de la canción que les había proporcionado mayor popularidad.

En aquel LP incorporaron además de las cuatro canciones grabadas en los singles anteriores, dos nuevas canciones de Miguel Hernández"Ausencias" y "Tristes guerras"–, dos de Rafael Alberti"Si mi voz muriera en tierra" y "Mi corta"–, una canción llamada "Amigo" –compuesta por Antonio Gómez– y un tema popular –"Las morillas de Jaén"– al que titularon "Tres morillas". (Respeto a las canciones citadas hay que señalar que "Vientos del pueblo", "Papá Montero" y "Si mi voz muriera en tierra", fueron compuestas por Sergio Aschero, y que "Tristes guerras" pertenece musicalmente a Alberto Pérez.)

La edición del disco fue un tremendo éxito tanto de público como de crítica. Uno de los críticos de la época escribió: «Junto al mérito de haber hecho una selección de poemas verdaderamente elocuentes de una cultura histórica del pueblo ibérico, está era mérito de haberles encontrado un tono musical también enraizado, procedente del sentimiento rítmico del pueblo».

La empresa discográfica justificando aquel éxito como relativo y, como suele ocurrir con bastante frecuencia, en 1973, decidió no renovarles el contrato.

Esto ocasionó que Los Lobos estuvieran tres años sin poder grabar, lo que no les desanimó para seguir trabajando; continuaron con sus recitales, crearon nuevas canciones, siguieron "enganchados" a Nicolás Guillén, conocieron personalmente a Gabriel Celaya y empezaron a musicalizar algunos de sus poemas. (Recuerdo que Gabriel los admiraba, y me hablaba mucho de ellos, solía decirme que eran de sus cantantes favoritos.)

En aquel tiempo, el grupo también sufrió una transformación: lo abandonaron José Luis García Martín y Almudena Langa y, en su lugar, se incorporaron dos nuevos componentes: Clarisa Pérez y Gure Rey.

En 1976, por fin lograron que la empresa discográfica Movieplay se interesara por su obra y, ya con la nueva composición del grupo, grabaron su segundo LP, al que llamaron "...Y todavía respiramos" (Movieplay, 1976). En este nuevo disco aparecen cuatro canciones de Nicolás Guillén –tres de ellas de nuevo con música de Sergio Aschero–; la canción "Triunfo agrario", de los argentinos César Isella y Armando Tejada Gómez; un tema escrito por Angelina Gastell, titulado "Generación"; la presencia de Gabriel Celaya con su poema cantado "Logré el uso de razón", y tres canciones compuestas por ellos mismos: Escuchando a Cat Stevens, Canción para Irene y Todavía respiramos.

Poco tiempo después, coincidiendo con la finalización de los estudios universitarios de todos sus componentes, el grupo decidió disolverse; decisión lógica, pero lamentable, por la calidad y la brillantez poética y musical que, con su ausencia, perdimos.

El 7 de noviembre de 2018 el grupo Los Lobos, junto con al grupo Aguaviva, celebraron un concierto conmemorativo en en la Univesidad Complutentse de Madrid; copncierto que fue grabado y publicado en la discográfica Rama-Lama en un disco-libro tiutlado "El concierto de la complutense 2018".

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)