×
×

La Buena Mujer

La Buena Mujer

Tipo: 
Autor / Intérprete
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Nací en Ubrique, un pueblo blanco de la sierra de Cádiz. Empecé a tocar la guitarra a los 7 años. Lo de cantar viene de antes. Cantaba sin parar, sobre todo canciones en otros idiomas, que me inventaba sin pudor. El pudor vino luego, más tarde, y creo que todavía no se ha ido.

A los 10 años entré en un coro, como solista. Y me salvó la vida.

Cuando cumplí los 12 años compuse mi primera canción y la cantaba con mis amigas, a tres voces. La directora del coro la escuchó y nos llevó a un Concurso de Canciones en Montilla (Córdoba) para toda Andalucía. Y ganamos. El resto de las canciones no eran inéditas, sino de autores muy conocidos. Y eso me asustó. El miedo y la responsabilidad de no saber si podría volver a componer algo igual me paralizó, en lugar de impulsarme.

Y dejé de componer un tiempo bastante largo. Pero seguía cantando. Tuve un grupo de Folk durante la adolescencia en Ubrique, se llamaba “Juglares”. Con amigos y amigas. Muy divertido todo. Cantar y reír, sin pretensiones. Un productor nos oyó una vez y me ofreció representarme a mi sola, como cantante solista. Le dije que no. Ni lo dudé.

En esa época encontré algunos discos que marcaron mi vida: El de Paco de Lucía, John MacLaughlin, Al Di Meola ("Friday Night in San Francisco"); el de Vinicius de Moraes, María Creuza, y Toquinho ("La Fusa"); alguno de Pat Metheny ("Offramp") y de Sting (todos!) Y eso me abrió horizontes. Tenía mucho que aprender.

Me fui a estudiar Filología Clásica a Cádiz y, después, a Sevilla. Por aquello años, Cádiz era Jazz y Bossa Nova. Y Sevilla, Flamenco, Blues, Rock. Y aprendí a tocar y cantar esos estilos. No participaba activamente en ningún grupo musical, por pudor, pero era “una esponja” que lo quería aprender todo. Y fui aprendiendo a cantar y a tocar todo lo que podía. A veces, con profesores conocidos (Gabrielle Goodman, Celia Mur, Fernando Neder, Juan “El Cama”, Nono García) y otras, no tanto. Empecé a escribir, también, canciones para otros grupos amigos (Chipo Guerrero y Alameda, entre otros). O como arreglista. Por puro “colegueo”.

En esa época dos problemas de salud me mantienen un poco más alejada de todo: una operación de garganta hace que la voz me cambie y pierda tesitura. Dejé de cantar un tiempo largo. Un estúpido accidente de moto con resultado de hernia cervical, un poco después, alargan mi distanciamiento. Pero seguí tocando la guitarra. Más que antes. Y empecé a escribir.

Estudié “Escritura Dramática I y II” con Antonio Onetti, en el CAT, de Sevilla. Y después trabajé un tiempo como guionista para “Paso al Sur”, productora de TV de Sevilla. Y ahí me entraron las ganas de escribir algo, y dirigirlo yo. Ser la responsable del resultado final de lo que escribía. Y así, entre 2003 y 2004 escribí, dirigí, y produje el cortometraje “El Currículum”, la historia de una chica que va repartiendo su Curriculum por todos los sitios y, al final, se tiene que limpiar el culo con él. Parte de la música y las canciones del corto las compuse yo. Y las grabé yo, también, para que fuera todo más barato y rápido. Y fue ahí, de rebote, sin pensarlo, en un Estudio de Grabación, cuando me vuelvo a encontrar con mi guitarra, mi voz, y mis canciones. Y no me dio miedo, sino todo lo contrario. Vi que eso era lo mío. Empecé a componer canciones, muy rápido. Y todo lo que había estudiado, cantado o escrito antes empezaba a encajar y a fluir rápidamente. Como un soufflé.

En 2005 fundo la Banda La Buena Mujer, banda de Pop Rock (fussionado con flamenco, jazz, funkie, rap) con músicos de Cádiz. Proyecto que empieza como un grupo musical (llegamos a ser 9 músicos ) y poco a poco se va definiendo como un proyecto personal pero con banda. Fueron mis propios músicos los que me convencieron de esto.

En 2011 sale al mercado el primer disco de La Buena Mujer, “Esqueleto”, producido por Surfonía S.L.

En 2013 sacamos un disco de directos, “En Directo”, en formato digital y en DVD . Temas en directo con la banda al completo y en acústico (Quinteto, Cuarteto, Trío y Dúo).

Y en 2016 es cuando saco al mercado el segundo disco, “Escapistas”, autoproducido y financiado a través de crowdfunding. Con músicos nuevos, definido ya como un proyecto claramente personal, pero también con el nombre de La Buena Mujer.

Adaptándome a los tiempos que corren, La Buena Mujer presenta flexibilidad para actuar en acústico (sola o a dúo) y con banda.

En la actualidad, compatibilizo mi profesión de Profesora de Enseñanza Secundaria con la de compositora y cantante en La Buena Mujer.

Por cierto, el nombre de La Buena Mujer viene de un tema del primer disco. Ahora se llama “La Resaca” pero antes se llamó “La Buena Mujer”. De ahí viene el "nombrecito".

(Fotografías de Javi de Lara y Alex Ahumada.)

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)