×
×

Imanol Larzabal

Imanol Larzabal

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Fecha de fallecimiento: 
Año de fallecimiento: 

Detalle autor

Biografía

"IMANOL" LARZABAL nació en el barrio donostiarra del Antiguo, en 1945, de padre y madre euskaldunes: él, de Donosti; y ella, de Hernani.

A los dieciséis años se incorporó al grupo de danza vasca Argia que tenía como objetivo la recuperación del folclore vasco, y en el que llegó a convertirse en un magnífico dantzari.

En 1969, Imanol decidió abandonar Argia como consecuencia de las tensiones internas que se produjeron entre los componentes del grupo; por un lado estaban los llamados folcloristas, partidarios de seguir investigando sobre las danzas y las canciones populares, pero manteniéndose al margen de la política; por otro, estaban los calificados como luchadores que, sin dejar de valorar los trabajos de recuperación del folclore, reivindicaban la necesidad de crear danzas y espectáculos que respondieran a la vida cotidiana de la ciudadanía y de sus problemas, y que, en consecuencia, implicaran un compromiso social y político contra la represión y la dictadura; posición de la que Imanol era partidario y uno de sus defensores.

Tras su salida de Argia decidió dedicarse a la canción y a poner en marcha lo que él mismo calificó como una "guerrilla cultural", consistente en la formación de un grupo de artistas que ofrecían y organizaban, en las fiestas de los pueblos, diversos actos culturales de teatro, poesía y canción reivindicando la libertad y la democracia para Euskadi.

Ese mismo año –1969– Imanol grabó su primer disco clandestino –o pirata– utilizando como seudónimo el nombre de Michel Etxegaray; disco del que se vendieron más de diez mil copias.

Tras el proceso de Burgos –diciembre de 1970– acusado y detenido por una supuesta colaboración con ETA, Imanol tuvo que exiliarse en Francia y trasladó su residencia al País Vasco Francés, en concreto, a Bayona.

En 1971, conoció a Paco Ibáñez en un festival que se celebró en Boucau, un municipio cercano a Bayona, lo que supuso el inicio de una gran amistad que se consolidó poco tiempo después en París.

En 1972, ya en París, grabó un nuevo single: "Askatasunaren pausoak" ("Los pasos de la libertad"), disco en el que le acompañó Paco Ibáñez a la guitarra.

Es importante destacar la participación de Imanol en el disco colectivo "Cerca de Mañana. Canciones del País Vasco, Cataluña, Galicia y España" que se editó en Francia, en 1972. En aquel LP, Imanol grabó tres canciones: "Euskadin Castillan Bezala", "Maiatzeko lehena zen, oroitzen gera" y "Ernesto "Che Guevara".

Con Elisa Serna –que en aquel momento firmaba con el seudónimo de "María Burruca"–, otra de sus más fieles amigas en el exilio, en 1974, grabó en París un LP de ocho canciones y poemas contra la pena de muerte; se tituló genéricamente "Contra la muerte. Espagne en marche" (Disques Droung).

Al año siguiente, Imanol grabó su primer LP: "Orain borrokarenean", editado por la compañía discográfica francesa Le Chant du Monde. En él, acompañado nuevamente por Paco Ibáñez a la guitarra y por Francois Rabbaath al contrabajo, cantaba poemas de Bertolt Brech, Txano Aguirre y Mikel Azurmendi.

En 1975, coincidiendo con las últimas penas de muerte de la dictadura franquista, Imanol grabó y publicó, también en París, su LP "Herriak ez du bartatuko" ("El pueblo no lo va a perdonar") (Le Chant du Monde).

Aquel disco estuvo centrado sobre poemas de Gabriel Aresti, fue grabado con la colaboración del grupo de música celta Gwendal, y contó con una cubierta ilustrada con un magnífico y expresivo grabado de Agustín Ibarrola.

Tras la muerte de Franco, Imanol regresó al País Vasco, y en 1977 grabó el LP titulado "Lau haiszetara" ("A los cuatro vientos").

En 1978, se encontraron musicalmente Imanol y el extraordinario pianista Karlos Giménez. De aquel encuentro surgió una buena amistad, y a partir ahí el piano de Karlos no dejó de acompañarle, durante muchos años, en sus conciertos y grabaciones.

De 1979 a 1986, Imanol grabó seis nuevos LP: "Sentimentuen hauspoz" ("Alentando el sentimiento") (1979), "Jo ezan" ("¡Dale!") (1980); "Iratze okre geldiak" ("Helechos secos inmóviles") (1983); "Erromantzeak" ("Romances") (1984); "Oroituz" ("A través del recuerdo") (1985) y "Mea kulparik ez" ("No es mi culpa") (1986). En estos discos Imanol, además de cantar algunos temas propios y canciones populares, musicalizó y cantó a poetas como Mikel Arregi, Mikel Azurmendi, Lauxeta, Xabier Amuriza, Rafa Egiguren, Gabriel Aresti, Xabier Lete, Koldo Izagirre, Joseba Sarrionandia, Juan Mari Lekuona, Jon Mirande, o León Felipe.

Tras la aventura creativa que supone la creación, grabación y promoción de prácticamente un disco por año, en 1986, surgió un lamentable incidente que, en el terreno personal, marcó, de alguna forma, el futuro de Imanol. Nos lo cuenta Carmen Peire, su amiga fiel, su representante y su biógrafa en el libro "Imanol. Una voz de tierra y viento", editado por la Fundación Autor.

«Un día de septiembre de 1986, YoyesDolores Gozález Katarain, terrorista reinsertada–, amiga entrañable de Imanol, es asesinada a manos de ETA; es uno de los episodios más tristes del proceso de transición en Euskadi. Imanol se define: condena públicamente el asesinato, y comienza para él una de las etapas más negras de su vida».

Catorce años después en el diario El País, del domingo 8 de octubre de 2000, aparecía la siguiente noticia:

«El cantautor Imanol Larzaba ha decidido abandonar el País Vasco harto de las amenazas de muerte que sufre por parte del entorno de ETA. Imanol comenzó a recibir presiones hace catorce años, después de participar en un homenaje a la ex dirigente de ETA Dolores González Katarain, Yoyes, asesinada por la organización terrorista en su pueblo natal –Ordizia (Guipuzcoa)–, tras haberse reinsertado. Su actuación en el concierto homenaje motivó que dejaran de contratarle para cantar en muchos lugares del País Vasco, al ser reiteradamente boicoteado por lo radicales. No tuvo más remedio que buscar otros escenarios fuera de Euskadi para continuar su actividad. El 5 de noviembre de 1989, Imanol recibió la solidaridad de otros cantantes españoles que se reunieron en un concierto en San Sebastián con el lema "Bajo el miedo". La reciente muerte de su madre y la salida de Euskadi de su amigo el antropólogo Mikel Azurmedi, también por la intimidación que sufría por parte de ETA, han decidido finalmente a Imanol a marcharse de Euskadi».

Para Imanol, su obligada salida de Euskadi fue tremendamente dura y desgarradora, pero en ningún caso supuso una rendición respecto a su compromiso personal en defensa de la libertad y, sobre todo, respecto a su actividad creadora.

En 1987 grabó un doble LP titulado "Joan erorrian" ("Idas y vueltas"), recopilatorio de las canciones más significativas hasta ese momento.

Dos años más tarde publicó un nuevo disco sencillamente extraordinaria: "Muga Beroetan" ("En la frontera caliente") (1989); obra en la que realizó su primera aproximación a los versos de Alfonsina Storni con una bellísima canción titulada "Al oído", interpretada con Amaia Uranga y con la colaboración del guitarrista catalán Toni Soler; primera aproximación que se concretó y se amplió, al año siguiente, en el CD "Viajes de mar y luna" (1990), dedicado íntegramente a la poetisa argentina y, en consecuencia, cantado en castellano.

Ese mismo año, Imanol grabó "Amodioaren berri" ("Acerca del amor"), disco en el que volvió a investigar en la canción tradicional euskalduna y la llevó a sonoridades y arreglos modernos, utilizando instrumentos de cuerda de la Orquesta de Euskadi.

Cuatro años después, Imanol dio a luz uno de sus proyectos más ambiciosos, sobre el que trabajó intensamente junto a Karlos Giménez; fue su versión, cantada en euskera –a partir de una traducción, de Gurutzeko Joan Donea "Orixe"– del "Cántico espiritual", de San Juan de la Cruz: "Barne kanta" ("Canto interior"), disco –con portada creada por Eduardo Chillida– que fue muy poco promocionado y que prácticamente pasó desapercibido.

En 1996, Imanol grabó "Hori bera da" ("Es lo mismo"), con poemas de Rimbaud, Mikel Arregi, Patziku Perurena, Jon Mirande, Mikel Lasak, Joseba Sarrionandia y Jacques Brel, de quien interpreta una bella versión de su "Ne me quite pas" en euskera. En este disco, Imanol contó con la colaboración de Georges Moustaki –cantando es euskera– Paco Ibáñez e Ibarrola.

Tres años más tarde, Imanol grabó, junto con Paco Ibáñez el disco titulado "Oroitzen" ("Recordando") (1999) y, seguidamente, nos ofreció sus dos últimos disco-libros editados por "El Europeo", dos auténticas joyas en las que de forma bella y rotunda dio vuelo a su pasión poética, me refiero a "Ausencia" (2000) y "Versos encendidos" (2003).

En estos dos discos, Imanol abre su corazón, su sensibilidad, su música y su voz a los grandes poetas universales a los que admira y que fueron, de alguna manera, sus maestros y sus compañeros de viaje: Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Gustavo Adolfo Bécquer, Luis de Góngora, Pedro Salinas, Gabriel Celaya, Pablo Neruda, Alfonsina Storni, Violeta Parra, Jacques Brel, Lizardi, Xabier Lete o Pablo Guerrero, uno de sus amigos más entrañables.

Es este un testamento poético que pasará a la historia de nuestra cultura compartida como el testimonio de un hombre que –como dice Fanny Rubio"nos ayudó a sustituir la conjugación de matar por la de cantar esperanzado; un hombre que pecó de esperanza, el único pecado que no precisa arrepentimiento».

Tras su fallecimiento, en junio de 2004, se editó el CD titulado "Imanol in memoriam. Bolona-molona", disco que recoge su último proyecto, un precioso y cuidadísimo recopilatorio de canciones de cuna. En ese disco hay cinco canciones que él no pudo grabar y que, en su ausencia, están interpretadas por Txema Garcés, Antton Valverde, Niko Etxart, Pier-Paul Berzaitz e Iñaki Eizmendi.

Se le han rendido dos importantes homenajes a Imanol: El primero se celebró en el Ateneo Cultural 1º de Mayo de Comisiones Obreras, de Madrid, el 16 de marzo de 2005. En él participaron cantando, recitando poemas o, sencillamente, recordándole, amigos entre los que se encontraban, José Antonio Labordeta, Elisa Serna, Tradere, José María Alfaya, Marina Rossell, Paco Ibáñez, Enrique Simón, José Miguel López, Fernándo Íñiguez, Carmen Peire y Pepe Tarduchi.

El segundo homenaje se ha realizado recientemente gracias al trabajo desarrollado por Luis Mendo y Bernardo Fuster que son quienes han liderado el proyecto. Homenaje que se ha traducido en la edición de un precioso CD+DVD titulado "Imanol. Donosti - Tombuctú" (2011).

(Biografía escrita por Fernando G. Lucini).

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)