×
×

Ginés Piñero

Ginés Piñero

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

“Yo sólo quiero cantarle a la hermosura / un canto de vida humanizado. / Lo sé, se emborronó la partitura / y yo ni me acerco ni me alejo / de las modas del Mercado, / que lo que tomo y lo que dejo / ya está inventado.”

Mi relación con la canción de autor estuvo, en sus inicios, más vinculada a la literatura en general y a la poesía en particular que a la música propiamente dicha. Surgió un poco antes de matricularme en la Universidad (estudié Filología Hispánica), cuando empecé a leer a autores como Benedetti, Neruda o José Hierro, entre otros. Comencé así a escribir algunos poemas muy sencillos y, por aquel entonces, paralelamente, ya estaba aprendiendo a tocar la guitarra. En mi caso, unir una cosa con otra fue un proceso muy natural.

Desde entonces he compuesto alrededor de una centena de canciones y he tenido la oportunidad de cantarlas, de compartirlas, en Murcia, Madrid, Francia, Guatemala, México y La Habana, casi siempre de manera “oficiosa” y principalmente entre amigos, ya que mi carrera profesional ha estado, y sigue estando, ligada al audiovisual y a la educación.

Joaquín Sabina, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez (siempre Silvio), Ismael Serrano o Pedro Guerra, han sido algunas de mis principales influencias y han marcado, de una forma o de otra, el camino que he querido seguir como cantautor: adecuar lo mejor posible la guitarra y la palabra a la emoción que he querido transmitir.

Las canciones viven dentro de uno mismo; son una mezcla de lo vivido (y leído), lo aprendido y lo soñado. Para mí el trabajo es saber cómo hacerlas salir y darles la forma que precisan.

“El país del silencio” es mi primer trabajo editado y consta de diez temas que tratan de reflejar determinadas emociones humanas, con un tratamiento musical sencillo para darle protagonismo a la palabra.

             

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)